Vivienda en Santiago

A la hora de renovar el dormitorio hay que procurar que el cambio cree un espacio relajante e que invite al descanso.  Los colores cálidos son sin lugar a dudas los que ayudan a crear esa calidez .

 En esta estancia se quiso dar un mayor protagonismo a una cómoda de espejo y pan de oro haciendo que este pequeño lujo  la llene de magia.

Crear espacios más cómodos, deliciosos rincones en los que la felicidad es casi obligada, detalles decorativos …todo esto envuelto por una gran luminosidad hace que sea un ambiente  vivido. 

En cuanto al salón comedor opté por tonos suaves, ¡no soy nada de colores estridentes!. También creo que para acertar en estilo hay que atreverse a mezclar un poco, consiguiendo así un espacio armonioso y enriquecedor.